Síguenos 

            

 

 

COCHASQUI, Ecuador (AP) — Con las manos extendidas y gritos de “juyayay” (fuerza, en español), al menos 90 líderes espirituales indígenas se concentron descalzos alrededor de una figura que simboliza la cruz andina y fue elaborada sobre el suelo con frutas, granos de maíz y pétalos de rosas.

 

Los indígenas andinos se hallaban en lo alto de una colina empinada y cuando el presidente ecuatoriano Lenín Moreno apareció, redoblaron gritos, hicieron sonar cuernos y churos (caracoles) y los sonidos se dejaron llevar por el viento hacia las laderas de la montaña, en cuyas faldas había unas tres mil personas de la zona que se habían congregado para observar el acto. 

Durante la ceremonia realizada este jueves en Ecuador para que Moreno asumiera el poder de manera simbólica entre los indígenas, la entrada al recinto sagrado estaba reservada a líderes respetados. Había un solo acceso, mismo que estaba resguardado por banderas. 

“Aquí estamos para darle al nuevo presidente la sabiduría de los espíritus, de los apus (abuelos). Aquí estamos para darle energía y fuerza. Somos los pueblos originarios y queremos darle el poder del viento, el agua, la tierra y el sol, porque si él hace un buen gobierno todos seremos un poco más felices”, dijo a The Associated Press el yachay (sabio), Santiago San Martín. 

Moreno llegó acompañado de su esposa Rocío González, del presidente boliviano Evo Morales y del vicepresidente ecuatoriano Jorge Glas. Tras su arribo, las oraciones de los líderes espirituales invocaron los cuatro elementos mencionados por San Martín. 

Durante la ceremonia, dos jóvenes se acercaron respetuosamente portando el bastón del mando, seguidos de algunos de los más poderosos líderes. Inclinaron la cabeza y le entregaron ese símbolo indígena como lo hicieron con el exmandatario Rafael Correa, hace diez años. De inmediato, nuevos gritos juyayay estallaron mientras los cuernos y los churos sonaban con potencia. 

El único sabio extranjero que estuvo presente, el mexicano Armando Mancera, dijo a la AP: “he venido invitado por mis hermanos ecuatorianos para esta ceremonia de nuestro hermano Moreno, porque todos somos hijos de la misma tierra, somos hijos del mismo sol. Con esta ceremonia le hacemos portador de toda la energía de los elementos para que tenga sabiduría”. 

Los líderes extendieron las manos hacia el centro de la cruz andina mientras el viento soplaba con fuerza en medio del frío que caracteriza a las alturas andinas de Cochasquí, unos 80 kilómetros al norte de la capital, donde hay 15 pirámides truncas construidas por los antepasados de quienes habitan ahí. 

Tras la ceremonia, Moreno dijo: “he recibido este bastón de mando. Apenas es un encargo... que me dan los pueblos y nacionalidades como diciendo, hermano Lenín, estate atento, pórtate avisado, porque jamás te vamos perdonar si traicionas este encargo divino, espiritual que ustedes me han proporcionado”. Y añadió: “aquí está este pueblo maravilloso, aguerrido, guerrero, que no quiso ser esclavo de nadie”. 

Por su parte, el presidente de Bolivia dijo: “vengo compartir con ustedes para estar juntos como una gran familia... la familia de nuestra patria grande, impresionado por ver esta gran concentración, este pacto de unidad para recuperar nuestra forma de vivencia, nuestra identidad”. 

Durante el evento Moreno también firmó un decreto para crear el plan “Toda una vida”, mediante el cual el Estado dará servicios como salud, educación, vivienda y ayuda económica para las familias pobres desde que sus integrantes nacen hasta que mueren. 

El nuevo presidente ecuatoriano asumió el poder el miércoles en la Asamblea ante doce mandatarios de la región y decenas de delegaciones nacionales e internacionales.

 

 

BRUSELAS (AP) — Rodeado de aliados adustos, el presidente estadounidense Donald Trump reprendió a los miembros de la OTAN el jueves por no cumplir las metas financieras de la alianza militar, lo que consideró la debilita y estafa “al pueblo y a los contribuyentes de Estados Unidos”.

 

Trump, que en su país se ha quejado frecuentemente del apoyo que otras naciones le dan a la OTAN, en esta ocasión sermoneó a los otros líderes en persona, y declaró: “Muchas de estas naciones deben enormes cantidades de dinero de años anteriores”. 

La afirmación del presidente de inmediato puso a la OTAN bajo nuevas tensiones y no sirvió para acallar las interrogantes sobre su complicada relación con una alianza a la que anteriormente ha criticado duramente como “obsoleta”. Fue notorio que tampoco ofreció un respaldo público explícito del principio de defensa colectiva de “todos para uno y uno para todos” de la alianza atlántica, aunque funcionarios de la Casa Blanca dijeron que su sola presencia en la reunión era una muestra de su compromiso. 

En ocasiones algunos de los líderes intercambiaron miradas de incomodidad durante el sermón del presidente, pronunciado en un evento en el que se conmemoró la caída del Muro de Berlín y los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001. Cuando Trump intentó aliviar las tensiones con una broma sobre la flamante nueva base de la alianza, nadie rio. 

Los funcionarios del organismo esperaban que Trump planteara el asunto de los pagos durante la reunión del jueves, e incluso le plantearon al secretario general Jens Stoltenberg que el presidente podría intentar repartir facturas en son de broma. Pero un funcionario europeo dijo que los miembros de la OTAN aún estaban desconcertados por el tono de su discurso. 

Como candidato, Trump criticó cómo se comparte la carga financiera en la OTAN, e insinuó que Estados Unidos sólo podría acudir en defensa de países que cumplan con las directrices de la alianza, incluido el comprometer el 2% de su producto interno bruto a gastos militares. 

El año pasado, sólo cinco de los 28 países que integran la OTAN cumplieron con la meta del 2%: Estados Unidos, Grecia, Gran Bretaña, Estonia y Polonia. 

Durante una cena privada el jueves por la noche, los 28 integrantes, más Montenegro que pronto se integrará, renovaron una antigua promesa de avanzar hacia el 2% para 2024, una medida que la Casa Blanca promovió como un indicio de la influencia de Trump. 

Algunos de los aliados esperaban que el mandatario estadounidense expresara firmemente su compromiso con el artículo 5 de la OTAN de acuerdo de defensa mutua. En lugar de ello, él destacó la decisión de la alianza de invocar el artículo por única vez tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 y dijo que Estados Unidos “nunca abandonaría a los amigos que estuvieron a nuestro lado”. 

___ 

Los periodistas de la AP Lorne Cook y Raf Casert contribuyeron con este despacho. 

___ 

Julie Pace está en Twitter como: http://twitter.com/jpaceDC y Jonathan Lemire como: http://twitter.com/jonlemire 

 

 

WASHINGTON (AP) — Los senadores republicanos admitieron el jueves que un análisis severo a la iniciativa de ley republicana de atención de la salud de la Cámara de Representantes había complicado sus esfuerzos para desmantelar la ley del presidente Barack Obama sobre la materia.

 

"Hace que todo sea más arduo y más difícil", dijo el senador republicano Dean Heller respecto a un análisis de la Oficina de Asuntos Presupuestarios del Congreso, que proyecta que el proyecto de ley de la cámara baja ocasionaría que 23 millones de estadounidenses pierdan la cobertura para 2026 y crearía costos prohibitivamente caros para muchos otros. 

“Hay luces amarillas parpadeando a través de todo el asunto", agregó el senador republicano Patrick Toomey sobre el reporte de expertos fiscales no partidistas. 

El Congreso inicia ahora un receso de una semana, con los senadores del Partido Republicano buscando aún un plan de reforma de atención a la salud que pueda obtener el apoyo de no menos de 50 de sus 52 miembros. Parece probable que todos los demócratas se opondrán a la iniciativa, y el vicepresidente Mike Pence podría romper un empate de 50-50. 

Aunque el análisis al plan aprobado por la cámara baja otorga simplemente a los senadores un punto numérico de inicio para su propio trabajo, proporciona además a los demócratas un blanco más fértil para sus ataques al proyecto de ley republicano; y pone de relieve cómo algunas cláusulas en esa iniciativa ocasionarían consecuencias dañinas a mucha gente. 

"La conclusión es muy simple: a menos que se sea un millonario saludable, el Trumpcare es una pesadilla", dijo el senador demócrata Chuck Schumer, líder de la minoría en la cámara alta. "Y pienso que es por eso que nuestros colegas republicanos están teniendo semejante problema para armar su propia iniciativa de ley". 

El plan de la Cámara de Representantes aflojaría muchas de las protecciones al consumidor en la ley de Obama, cancela la obligación a que la gente compre cobertura, recorta subsidios federales a compradores de seguro y recorta el programa Medicaid para personas de bajos ingresos y discapacitadas. 

Los senadores republicanos se reúnen en privado para reducir sus diferencias y producir su propio paquete sobre atención a la salud. Han dicho que será marcadamente distinto a la medida de la cámara baja, incluyendo disminuciones a algunas reducciones al Medicaid y concentrado más los de créditos fiscales para compra de cobertura en la gente más pobre. 

El senador republicano Orrin Hatch, presidente de la Comisión de Finanzas de la cámara alta, dijo, "aún estamos muy lejos de tener soluciones aquí".

 

RALEIGH, Carolina del Norte, EE.UU. (AP) — Luego que un juez tratara de enviar a un coronel salvadoreño enfermo al hospital de una prisión, el Servicio de Alguaciles Federales de Estados Unidos lo trasladó en su lugar a una cárcel diferente que se jacta del "costo más bajo por día para la reclusión de presos" en Virginia.

Ahora los abogados del hombre acusado de tramar infames crímenes de guerra denuncian que le ha sido negada la atención médica que requiere, por lo que se encuentra demasiado débil incluso para ir al baño. El jueves, el juez exigió noticias de los fiscales federales respecto a la atención médica para Inocente Orlando Montano Morales. 
La diabetes que padece Montano y la propensión a una infección después de sufrir cáncer de vejiga aumentan los temores de si vivirá lo suficiente para enfrentar un juicio bajo cargos de haber ayudado a orquestar los asesinatos en 1989 de seis sacerdotes jesuitas durante la guerra civil en El Salvador. 
El juez federal que analiza los intentos de España por extraditar a Montano ha descrito su situación como "potencialmente fatal", pese a que previamente había rechazado la solicitud del acusado para vivir con miembros de su familia mientras su caso se desarrolla. 
James Todd, un abogado de Montano, de 75 años, escribió en una solicitud a la corte que sus revisiones diarias de niveles de azúcar no fueron completadas durante cinco consecutivos a principios de este mes, y la Cárcel Regional Piedmont las clasificó como "procedimientos atrasados". Todd agregó que los registros también muestran que su cliente no estaba recibiendo terapia física por dolores de espalda, después de que sufrió una caída en una prisión en Carolina del Norte. 
Luego, esta semana, Montano empezó a presentar fiebre y escalofríos similares a los que sufrió a causa de las infecciones después de su tratamiento contra el cáncer. 
"Estos síntomas, combinados con la extrema debilidad en sus extremidades, le dificultan que vaya al baño a cambiar su bolsa de colostomía", escribió Todd el martes en la declaración jurada al juez federal Terrence Boyle. "Ayer, a pesar de las repetidas peticiones de ayuda, nadie acudió. La bolsa de colostomía explotó y ensució su uniforme". 
Boyle emitió una orden que exige que los fiscales federales respondan a las acusaciones de atención inadecuada para el viernes a mediodía. 
El Servicio de Alguaciles Federales emitió el jueves un comunicado en el que indica que estaban al tanto de las acusaciones de Montano sobre la cárcel de Virginia. 
___ 
Drew está en Twitter como www.twitter.com/jonldrew 

Breve Informativo